Casos de uso: Los desafíos de las empresas para la adopción de nuevos entornos

21/01/2019

La organización de TI requiere de una infraestructura dinámica, escalable, segura, eficiente y siempre disponible que atienda las necesidades del negocio y al mismo tiempo respete las limitaciones organizativas, reglamentarias o financieras.

 

Migrando a la nube, las aplicaciones logran:

  • Ser 46% más veloces y fácilmente escalables

  • Un 44% más de beneficios del proveedor de servicios gestionados

  • El tiempo de implementación es un 38% más veloz

 
Factores de decisión
 

La organización considerará en mayor medida a la tecnología que:

  • Provea rápidamente una solución de nube híbrida que integre la infraestructura de centro de datos tradicional, la nube pública y la privada.

  • Sea segura, confiable y sumamente escalable.

  • Logre procesos de gestión y mantenimiento eficientes.

  • Proporcione una plataforma de aplicaciones consistente para cargas de trabajo de nubes privadas y públicas.

  • Provea un conjunto de habilidades existentes y nuevas al personal.

  • Proponga una estrategia de nube híbrida.

  • Extienda su actual inversión a la nube pública.

La nube híbrida

 

Es una combinación de uno o más entornos de nube pública y privada que tiene como objetivo que el usuario pueda obtener y mover servicios entre distintos tipos de nubes, sin estar atados a un proveedor o formato tecnológico.

Se trata de un conjunto de recursos virtuales —desarrollados a partir de un hardware que es propiedad de una empresa de terceros y que es administrado por ella, y de otro que pertenece a la empresa que utiliza la nube— orquestados por software de administración y automatización que permite que los usuarios puedan acceder a los recursos a pedido a través de los portales de autoservicio, los cuales reciben el soporte del escalado automático y de la asignación dinámica de recursos.

 

Aunque los entornos de nube pública y privada que conforman una híbrida siguen siendo entidades únicas e individuales, la migración entre ellos se simplifica con el uso de interfaces de programación de aplicaciones (API) que ayudan a transferir los recursos y las cargas de trabajo. Esta arquitectura independiente y conectada a la vez permite que las empresas ejecuten las cargas de trabajo críticas en la nube privada; y las menos sensibles, en la pública. Asimismo, les hace posible extraer recursos de cualquiera de los dos entornos según lo deseen. Es una configuración que minimiza la exposición de datos y permite a las empresas personalizar una cartera de productos escalable, flexible y segura de recursos y de servicios de TI.

 

Los entornos de nube híbrida actuales pueden incluir, entre otras características, infraestructura local, virtualización tradicional, servidores sin sistema operativo y contenedores. Además, la nube híbrida puede estar formada por varias públicas hospedadas por más de un proveedor.

 

Según el estudio “Cloud Migration Is Actively Embraced, But Not For Everything” de Forrester, las estrategias de nube exitosas abarcan tanto las públicas como privadas con beneficios en común:

  • Mejor gestión del costo de la TI en general, un 41% mayor en la nube pública y un 35% en la privada.

  • Más gestión y flexibilidad de la infraestructura, un 39% mejor en la nube pública y un 38% en la privada.

  • Mayor seguridad y cumplimiento, un 35% mejor en la nube pública y un 35% en la privada.

Por qué Open Source

 

Para que una empresa comprenda el valor de lo híbrido, cada entorno debe funcionar en todas las unidades de negocio y departamentos de TI, no sólo donde se ejecute una pila de software homogénea. Las compañías siempre han ejecutado un conjunto heterogéneo de tecnologías y, hoy en día, esta característica se observa con las nubes híbridas. Sin embargo, los silos en la propietaria no son la solución correcta.

Las nubes híbridas abiertas otorgan a los entornos la interoperabilidad, portabilidad de las cargas de trabajo y flexibilidad del open source. Cuentan con el respaldo de miles de desarrolladores de cientos de comunidades que crean plataformas que unen los centros de datos con las nubes, incorporan infraestructura con contenedores y prueban las limitaciones de seguridad.

Cualquier estrategia en la nube bien planificada ofrece ventajas para el negocio al redirigir los recursos hacia la innovación. Pero sólo la abierta ofrece el valor comercial estratégico completo y la promesa del Cloud Computing. Con ésta, las organizaciones se aseguran:

  • La portabilidad de aplicaciones y datos a través de las nubes.

  • De aprovechar al máximo las inversiones y la infraestructura de TI existentes y evita crear nuevos silos.

  • La posibilidad de construir una nube híbrida que abarque servidores físicos, virtualización, múltiples plataformas, nubes privadas y públicas que ejecutan una variedad de pilas de tecnología.

  • De proporcionar valor incremental a medida que agregan nuevas capacidades.

  • De tener a cargo su propia estrategia tecnológica.

 

 

 

.

.

.

Fuente: Itsitio

Fuente: Future of Cloud is Open, IDC Whitepaper

Please reload

Posts Destacados

Presentes en "IT Solutions - Evolución InsurTech" en conjunto con Aranda Software

03/05/2018

1/6
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Archive
Please reload